13 julio, 2015

La Pataleta del Comidista

A cuadros me he quedado después de leer el post del Comidista referente a la cerveza artesana, del que he tenido conocimiento por Adrián de Cerveza Rudimentaria. Jordi Luque, el chavalote de la foto, sacada del mismo blog, firma el artículo "Contra los talibanes de la cerveza artesana", quedándose más ancho que largo.

Me gustaría puntualizar varias cosas de las que he podido leer, ya que como aficionado a la cerveza artesana, me he sentido particularmente ofendido. En primer lugar, me parece que llamar talibán a cualquier aficionado a la cerveza artesana es un insulto. A ver, Jordi, esos tíos degollan a personas que no están de acuerdo con sus postulados. Llamame friki, fanático, colgado, o incluso gilipollas; pero ten cuidado con el lenguaje, porque comparar a un colectivo con un grupo criminal organizado me parece excesivo.

En cuanto al contenido de tu entrada, me gustaría hacer unos comentarios al respecto:

Amigos con los que hace cuatro días quedabas para tomar unos quintos reniegan ahora de la cerveza industrial y, lo que es peor, te quieren convertir a la apasionante teología de la cerveza artesana.

Digo yo que están en todo su derecho a opinar sobre ello, ¿o no podemos opinar? Yo me considero una persona con bastantes y buenos amigos, y no hago apología alguna. Hablamos de cerveza porque es un tema que nos gusta, también de bicicleta, fútbol, política, y cualquier otro tema que nos interese. Cada uno expone su punto de vista y uno puede estar de acuerdo o no, pero de ahí a buscar conversos hay un buen trecho...

¿Estás seguro que son amigos tuyos?

Vamos a ver, ¿no podemos tomarnos una caña tranquilamente?... Sólo de su encumbramiento como gran producto gastronómico y de lo pesados que son los talibanes del lúpulo.

Una y cien te puedes tomar. ¿En serio te abordan hordas de talibanes del lúpulo volcando tu caña de siempre para que no la bebas? ¿Encumbramiento? En serio, Jordi, ¿dónde vas a echar cañas? Quizás es que algunos han probado una cerveza que sabe a algo, huele a algo, e incluso te puedes beber el final del vaso sin que parezca micción gatuna, cuando ha dejado de estar a 2ºC.

Se empieza a valorar la cerveza como producto gastronómico aquí, porque en otros muchos lugares ya era un producto apreciado por su calidad. Quizás es que los belgas son todos talibanes...

Algo parecido sucede con el pan, que al fin y al cabo es la versión sólida de la cerveza.

Sí, a mi me pasa continuamente: meto una cerveza en el congelador y me sale una barra de pan. Por cierto, pringados, renegar de un buen pan de pueblo y comer baguettes congeladas, que el bueno de Jordi ha descubierto que todo es lo mismo: esnobismo.

Y no hablemos de los panes de malta de cebada, que son la leche

La cerveza, incluso cuando es artesana, es cerveza. Por muy flamencos que os pongáis, nunca estará a la altura del vino o los destilados. Porque, sí, hay productos con más y menos categoría...

¿Y eso por qué? ¡Porque lo dices tú! ¡Porque una luz bajó de los cielos y dijo: pringaos, lo bueno es el vino y el ron, la cerveza es para los fracasados!

...el caviar sigue siendo caviar y está muy bien que sea así... 

Y porque sea caviar te tiene que gustar más que un estofado de patatas. Si no, eres un talibán. ¡Palabra de Jordi!

El champán se guarda para las grandes ocasiones y la cerveza sólo es el principio del camino del bebedor. Pero eso es algo que se aprende trago a trago.

Yo conozco a mucha gente que come con cava (ahora Jordi dirá que el Champagne es como el caviar y el cava es para los catetos), sin necesitar una "gran ocasión". Lo del principio del camino del bebedor te ha quedado redondo, no sé cuanto camino debías haber recorrido ya para escribir eso, pero seguro que unos cuantos litros, y me pregunto de qué brebaje.

Estoy de acuerdo en que el boom de la cerveza artesana se regulará con el tiempo, como toda nueva moda que surge, como todo lo que criticas con tanto ahínco. Es cierto, hay una burbuja (cosa que ya hemos comentado muchas veces) y tarde o temprano explotará, unos caerán y otros seguirán, pero sin duda el cambio ya está hecho. Como bien dices, muchas personas han conocido esa otra cerveza y, para bien o para mal, ocupará un nicho más o menos amplio; por mucho que le pese a Carceller y a sus secuaces.

...en la mayoría de templos cerveceros que conozco creen que la cerveza sólo casa bien con grasas y fritos.

Sí, yo estoy harto de beber imperial stouts con morro frito y rabas de calamar. Me lo ponen en todos los sitios a los que voy, y además me aseguran que es lo más de lo más en maridaje.

¿Vamos a pararnos ante la caña para diseccionarla organolépticamente?

A ver pringaos, como dice Jordi, que da igual si la cerveza está rica o no, si la tapa está rica o no. Hay que beber y comer lo que te echen, sin pararte a pensar o degustar... ¡Porque si no, eres un talibán! 

Por cierto, y ya para que me deis bien, no quisiera terminar sin decir que, a pesar de mis esfuerzos, aún no he desarrollado el gusto por las lámbicas. Reconocedlo, tienen más acético que el quitaesmalte. Y esto no puede ser una característica, es un defecto.

La verdad es que supongo que te van a dar bien, más que nada por el montón de tonterías injustificables (bueno, yo sigo pensando que alguien te ha tenido que pagar para escribir ésto) que has escrito, contradiciéndote en varias ocasiones.

En cuanto a las lámbicas, tienes razón, no es apta para todo el mundo, y sí son ácidas por definición para unos, por estar mal hechas para ti, que lo sabes.

A ver mexicanos. Vuestra comida, que pica como la madre que la parió, está mal hecha y es defectuosa, porque no puede ser que se te caigan los mocos al comerla. Escuchar a Jordi que sabe distinguir muy bien entre características y defectos.

Y bueno, para despedirme, solo te recomendaría que dejes la bebida, por lo menos antes de ponerte a escribir, ya que luego sale lo que sale. 

Esta tarde me voy a tomar una IPA a tu salud, aun a riesgo que la CIA me mande un dron para aniquilarme por talibán. 

¡Dejad a la cañita (rica) en paz!

10 comentarios:

  1. Me he quedado sin palabras con el artículo... Pero prometo dar mi réplica tan pronto tenga un segundo libre... Qué artista, mr. Luque!!

    Ninkasi nos pille a todos confesados...

    Salud Raúl!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero tu réplica con ganas jeje... Sobre todo el comentario de las lámbicas no tiene desperdicio.

      Saludos Pau

      Eliminar
  2. PER SO NA JE, NO TIENE OTRA DENOMINACIÒN, IMPRESENTABLE. EL VINO Y LOS DESTILADOS.......PFFFF QUE FANTOCHE.
    EL RONCERO DE LOS BLOGGERS JUASJUASJUAS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, en cuanto a lo de Roncero, ese está colgado; yo sigo pensando que aquí hay manteca de por medio.

      El País + Sponsor + oies a ver si me escribes algo en el blog del Iturriaga poniendo a parir a éstos del garaje....

      Saludos Jorge

      Eliminar
  3. El artículo que escribío el menda este es lamentable, hay que ser muy poco inteligente para publicar esto y luego darselas de que llevan escribiendo sobre gastronomía 5 años.
    Además que el texto me parece faltón y faltando al respeto con lo cual no le voy a dedicar ni media palabra, a esta gentuza lo mejor es ignorarla, al fin y al cabo lo que buscan es polémica.
    Aun así me gusta tu post :)
    Saludos Rul!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gonzalo, me alegro que te guste el post. En cuanto a ignorar, sería algo para ignorar si su blog no fuera abanderado por El País, uno de los periódicos de mayor tirada nacional. Hace no mucho vi un programa sobre Iturriaga y su blog, la manera que había crecido y la repercusión que tiene.

      Como pienso que ese artículo está escrito con el afán de dañar una industria naciente, y sigo pensando que es más que interesado, sino remunerado, creo que se debe dar una respuesta a nivel de la blogosfera cervecera.

      No es un artículo de opinión, ni una crítica. Es simplemente un manifiesto de tonterías sin fundamento ni justificación.

      Y, además, me puso de mala leche. xD

      Saludos!

      Eliminar
  4. jaja este tío cobra por escribir, con toda la atención que le estamos prestando seguro que ha subido su caché.

    En cuanto al artículo, algunas verdades, algunas mentiras y ganas de confrontación...simplemente por esto último ya no merece que le preste más atención de la que ya lo he hecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no sé si habrá subido su caché. SI uno escribe un artículo brillante rebatiendo postulados con razones incuestionables, sería así.

      Si dices que todos los que hacen cupcakes, pan, los que beben cerveza, gin tonic con cardamomo, etc... son unos catetos porque tú lo sabes y punto pelota, no creo que mejore tu imagen... a no ser que tu intención sea acabar en Sálvame discutiendo con Belen Esteban sobre vinos y destilados, claro.

      Eliminar
  5. A esta gente le doy la importancia que merece, ninguna. Deberíamos pasar de encima darle bombo y hacerle publicidad.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, cuando se ningunea el trabajo de muchos sin ningún criterio en un medio masivo de comunicación, pienso que hay que desacreditarlo haciéndole ver la cantidad de tonterías que ha soltado sin más.

      Saludos!

      Eliminar