06 febrero, 2018

Degustando: Compilación #2

Otras 5 fichas más de las cervezas que nos echamos al pico.


Cerveza: Jennings Cumberland (Inglaterra)
Estilo: Bitter  Fabricante: Jennings (Marston's)
Apariencia: Notas: Ligeramente maltosa con un un puntito herbal. Poco más
Aroma:
Sabor:
Etiqueta:
Nota final: ¿Repetimos? No es necesario


Cerveza: Ginger Beard (Inglaterra)
Estilo: Especiada/Herbal/Vegetal Fabricante: Wychwood (Marston's)
Apariencia: Notas: Aromas y sabor dominados por el jengibre. Final picante y especiado
Aroma:
Sabor:
Etiqueta:
Nota final: ¿Repetimos? Paso del jengibre.


Cerveza: Mahou Maestra (España)
Estilo: Imperial Pils Fabricante: Mahou-SanMiguel
Apariencia: Notas: Aroma bastante pobre con notas ligeras a lúpulo. Sabores tostados con un final algo más amargo. Burbuja gruesa y molesta. Notas alcohólicas muy mal integradas. 
Aroma:
Sabor:
Etiqueta:
Nota final: ¿Repetimos? ¿Para qué?


Cerveza: Sagra Trigo  (España)
Estilo: Witbier Fabricante: Cervezas La Sagra
Apariencia: Notas: Pajiza y sin apenas espuma. Aroma suave a cítricos y notas florares. Sabor cítrico, ligeramente especiado y con un final lupulado que acentúa su sabor. Muy buen precio en Lidl.
Aroma:
Sabor:
Etiqueta:
Nota final: ¿Repetimos? Por ese precio, sí, sin duda.


Cerveza: Menduiña Santa Compaña (España)
Estilo: Barley Wine Fabricante: Menduiña
Apariencia: Notas: De color tostado y opaco, espuma casi inexistente. Maltas tostadas, frutos rojos y bastante madera. Final lupulado con notas florales y alcohol muy presente.
No la cogí en buena hora
Aroma:
Sabor:
Etiqueta:
Nota final: ¿Repetimos? Sí, no la pillé en buena ocasión y repetiría

01 febrero, 2018

Etiquetas de Polonia

Tras nuestro viaje por tierras polacas, y aún sin poder llevarnos nuestro poderoso decapador amazonicus veinteurinicus, nos pudimos hacer con unas cuantas etiquetas locales, que amablemente nuestra amiga Juana Pabla I de Varsovia, nos presenta para deleite de grandes y pequeños.

Brindar por la pobre Juana, que ya veis que como el Mamamóvil no tenía ventanas, y con el frío que hace en Polonia en invierno, tenía que ponerse el abrigo para salir a repartir Zywiec a sus fieles.

 Etiquetas de Polonia

30 enero, 2018

Degustando: Compilación #1

Vamos a desempolvar el listado de Fichas que tenemos guardadas cariñosamente en My Beer Notes, la fantástica app de Adrián Mateos ,que hace que guardar todas tus degustaciones sea mucho más sencillo.

La idea era agruparlas por países, pero la verdad es que me resulta un follón, porque luego no sé las que he colocado y las que no, así que las compilaremos por orden y ya.



Cerveza: Primator Lezák (Chequia)
Estilo: Pilsner checa Fabricante: Pivobar Náchod
Apariencia: Notas: Pils con notas a grano y un punto dulzón bien integrado con un suave amargor final. No está mal
Aroma:
Sabor:
Etiqueta:
Nota final: ¿Repetimos? Como mal menor


Cerveza: Krusovice 12 (Chequia)
Estilo: Pilsner Checa Fabricante: Královský pivovar Krušovice (Heineken)
Apariencia: Notas: Aroma ligero, cereal con un toque a caramelo. Cuerpo medio.
Aroma:
Sabor:
Etiqueta:
Nota final: ¿Repetimos? No hace falta


Cerveza: Amber Żywe (Polonia) 
Estilo: Pale Lager Fabricante: Browar Amber
Apariencia: Notas: Tímido aroma y sabor a cereal con notas de levadura. Decente.
Aroma:
Sabor:
Etiqueta:
Nota final: ¿Repetimos? Tampoco es para eso.


Cerveza: Lwówek Jankes (Polonia) 
Estilo: Amber ale Fabricante: Browar Lwówek
Apariencia: Notas: Cerveza ambarina con una bonita capa de espuma beige cremosa. Aroma a lúpulo bastante herbal, suave, sabrosa y con graduación moderada. Muy buena
Aroma:
Sabor:
Etiqueta:
Nota final: ¿Repetimos? Excelente elección con calorcito.


Cerveza: Kormoran Irish Beer (Polonia) 
Estilo: Dunkel Fabricante: Browar Kormoran
Apariencia: Notas: De color marrón con tonos rubí y una bonita y fina capa de espuma beige. Aroma y sabor marcados por el café y en menor medida chocolate. Balanceada y sabrosa.
Aroma:
Sabor:
Etiqueta:
Nota final: ¿Repetimos? Seguro

25 enero, 2018

Reconocimientos Ratebeer

Seguimos reordenando los datos recopilados en el pasado año, prácticamente sabático en cuanto a actividad bloguera cervecera se refiere.

Las vacaciones de verano nos permitieron conseguir un par de nuevos reconocimientos en RateBeer. Las visitas a Eslovenia, Croacia y BiH tuvieron como consecuencia la obtención de dos nuevos galardones para adornar nuestro perfil: Nivel Copper en puntuar locales en Europa.

Y Nivel Silver en la puntuación de locales en diferentes países del globo.

Esperemos seguir aumentando nuestro bagaje internacional :)

22 enero, 2018

Birras especiales #2. Westvleteren XII

Año Nuevo y Propósitos viejos; entre ellos el de recuperar mi olvidada bitácora cervecera tras un par de años de cierto bajón blogero. Y que mejor idea que recuperarlo con un clásico entre los clásicos: la (ya no tan) mítica Westvleteren XII.

Mi historia con esta cerveza tiene dos capítulos bien diferenciados. En 2010, unos amigos que residen en Bruselas me regalaron la guía Lonely Planet de Bélgica y Luxemburgo, invitándonos a mí y a la familia a ir a visitarlos. Como somos de los que vamos allá donde se nos invita, en 2011 nos presentamos allí. Con los deberes hechos (me leí todas las páginas de la guía referentes a la cerveza) nos lanzamos a la caza de la por entonces, complicada de encontrar Westvleteren XII, reina indiscutible de RateBeer en aquellos tiempos. La verdad es que no nos costó demasiado econtrarla en una de las múltiples tiendas que venden cerveza en la capital (aunque en teoría no se podía revender en tiendas y había que conseguirla en la propia abadía. De aquel momento, nos queda un gran recuerdo... y una foto.

Superado el reto de "probar la mejor cerveza del mundo", guardamos la anécdota en el baúl de los recuerdos hasta el año siguente, en el que los monjes de la abadía decidieron emerger en los mercados especulativos y lanzaron una edición limitada que mi amada mujer me regaló para mi cumpleaños.



Así llegó a nuestras manos el famoso pack de Westvletern XII con sus dos copas para compartir entre dos personas; regalo que me entusiasmó.


Desde entonces, en ocasiones muy especiales abría una de estas maravillas para disfrutarla con toda la tranquilidad que se necesita.

Este pasado fin de semana, para celebrar que tras un accidente aún sigo teniendo todos los dedos de la mano, decidí abrir la última que me quedaba, y que llevaba en el trastero desde junio de 2011, prácticamente 7 años de guarda.

Esperando que el paso del tiempo en un lugar no del todo apropiado para su conservación no hubiese hecho mella en tan preciado caldo, abrimos la botella. En seguida nos inundaron los aromas a frutas rojas maduras, malta dulzona y especies, con un arrullo alcohólico que prometía un trago largo y disfrutón.



Al primer trago se disuelven las dudas: sigue cojonuda! A medida que se va calentando en copa, el alcohol va temperando el ánimo y el sabor de la cerveza se instala en cada una de las papilas gustativas con plenitud de sabor.

Algo más de una hora después, apuramos el último trago, dando fin a una pequeña historia cervecera que permanecerá en mi memoria hasta que el señor alemán nos permita.